jueves, 18 de mayo de 2017

Instrucciones para cuidar su acero inoxidable



En esta guía vamos a comentar las precauciones que hay que tener en cuenta a la hora de trabajar con el acero inoxidable e indicar los puntos más comprometidos, donde pueden surgir los problemas y las diferentes soluciones a aplicar.

En la mayoría de las aplicaciones industriales en los que se utiliza acero inoxidable no suelen existir grandes diferencias entre el diseño y uso indicado por el fabricante y el comportamiento que le da el usuario final al producto. Por el contrario existen una minoría de casos en los que el cliente final se siente decepcionado por alguna característica del producto, pues esperaba “otra cosa”. La mayoría de estos casos suelen deberse a unas pocas causas, principalmente a una falta de conocimiento técnico del material. En este artículo vamos indicar las características principales de los aceros inoxidables que debemos vigilar a la hora de escoger el tipo que mejor se adapte a nuestro producto. También es importante a la hora de solucionar un problema rastrear toda la cadena de suministro, tanto en lo que se refiere al material como a las personas involucradas en las tomas de decisión durante los diferentes procesos (encargados de compras, responsables técnicos y de calidad, operarios de fabricación,…)

Pasamos a continuación a enumerar las diferentes cuestiones a tener en cuenta a la hora de escoger y trabajar con acero inoxidable:

  1. Influencia del acabado superficial en las propiedades anticorrosivas del acero inoxidable

Mientras que la mayoría de técnicos son conscientes de escoger el tipo de acero correcto – aisi 304, aisi 316, aisi 301, …-, una parte de estos no conocen que el acero inoxidable pulido es el que mejores características anticorrosivas tiene. Por lo tanto para ambientes corrosivos se recomienda pulir el acero inoxidable con carburo de silicio, con el fin de mejorar la resistencia a la corrosión del material. Este tipo de fallo suele ocurrir cuando el arquitecto no tiene en cuenta el acabado superficial en las fachadas de acero inoxidable en edificios costeros.

  1. Influencia de los tratamientos posteriores a la fabricación

En algunas aplicaciones, hay un momento en el que el acero inoxidable pasa por un proceso de soldadura, lo que da lugar a tintes de color en el material. Estos tintes disminuyen en la zona de soldadura la resistencia a la corrosión del acero inoxidable, por lo que es recomendable después del proceso de soldadura llevar a cabo un tratamiento en la zona soldada, con el fin de compensar la pérdida de resistencia anticorrosión del inoxidable.

  1. Influencia del contacto entre el acero inoxidable y el acero al carbono

En algunas ocasiones existen micro partículas de acero al carbono que terminan en contacto con el acero inoxidable, de manera que lo terminan contaminando –oxidando-. Estas partículas pueden ser polvo de rectificado, chispas de corte, cepillos de alambre u otros instrumentos existentes en el taller de fabricación. Por ello se recomienda que el acero al carbono y el acero inoxidable tengan cada uno una zona independiente dentro de la fábrica y si no es posible utilizar maquinaria diferente para cada uno, sí tener mucho cuidado a la hora de limpiar las herramientas. Además se recomienda no desprender los films protectores del inoxidable hasta el último momento.

  1. Importancia de un buen asesoramiento técnico

Si existe alguna duda en cualquier etapa de la cadena de suministro es de gran importancia buscar asesoramiento técnico, pues evitaremos problemas que cuando ya han surgido tienen una solución más complicad y costosa. No dude en ponerse en contacto con su proveedor si mantiene alguna duda respecto al acabado superficial del material, tipo adecuado de acero, limpieza o el mantenimiento del mismo, tanto durante su transporte como durante la vida útil del producto.

Si tiene en cuenta estas sencillas pautas a la hora de planificar y trabajar con el acero inoxidable seguro que evitará los problemas más frecuentes y podrá disfrutar de un producto de calidad y por muchos años.