lunes, 27 de marzo de 2017

Chapa de aluminio coloreada mediante electroquímica

Introducción

En la prescripción de la chapa de aluminio que no hay necesidad de limitar el color al plata, pues existen una gran gama, traslúcidos y opacos. Además el acabado superficial se mantiene visible con el fin de mejorar su atractivo, a la vez que el baño mejora la resistencia a la corrosión de la lámina de aluminio, lo que convierte este material en una gran opción para ambientes de alta corrosión.

El color de la chapa de aluminio electroquímico

La superficie de las chapas de aluminio puede ser tratadas con una solución a base de ácidos fuertes –cromo, sulfuro y oxidantes- a alta temperatura para modificar el color superficial del aluminio. Durante años los colores obtenidos eran tenues y la capa superficial era demasiado fina para poder comercializar la chapa de aluminio coloreada mediante electroquímica. Hasta 1976 no se consiguió un proceso suficientemente estable de manera que se pudiera colorear la chapa con garantías. Esto fue posible mediante la deposición del ánodo de óxido de cromo, de manera que el material quedaba coloreado con una capa suficientemente gruesa, a la vez que proporcionaba una resistencia a la corrosión y al desgaste por abrasión.
Los diferentes colores se obtienen mediante el paso de la luz por la capa pasiva transparente de la solución electroquímica. En función del tiempo total del baño de la chapa de aluminio en la solución, el material adquiere un espesor de capa diferente, lo que afecta al color que reflejará posteriormente el material –dorado, azulado, rojizo, púrpura,….-, debido a la variación de longitud de onda de la luz. Hay que tener en cuenta que algunas aleaciones de aluminio no son aptas para este proceso, pues la capa de cromo puede terminar deteriorando el material e induciendo una posible corrosión del mismo.

Los efectos de la luz sobre la lámina de aluminio de color

Hay consideraciones a tener en cuenta a la hora de trabajar la chapa de aluminio coloreada, pues según se pliegue o doble la chapa afectará a la longitud de onda con la consiguiente incidencia en la reflexión de la luz. Pliegues mayores de 25º pueden provocar cambios de colores visuales en el aluminio que es mejor evitar si estamos buscando una homogeneidad en cuanto al color reflejado. Se recomiendan pues realizar pliegues amplios, o en caso de ser necesario realizar un ángulo estrecho colocarlo en la zona no vista del material. Otra opción sería realizar la superficie uniendo diferentes láminas de aluminio, con el fin de reducir los cambios en la reflexión de la luz que afectan al color. Es importante indicar que el color obtenido mediante el proceso electroquímico se mantendrá inalterado, no deteriorándose en ningún caso por la radiación solar o a medida que envejece. Por el contrario en caso de rayaduras, pliegues incorrectos u otros daños provocados en la capa de color son difíciles de ocultar, pues no es posible repararlos.

Las propiedades mecánicas de chapa de aluminio de color

Entre las precauciones ha tener en cuenta cuando se trabaja con la chapa de aluminio coloreado, el principal consiste en que este material no es apto para la soldadura, pues estropea la capa superficial, eliminando el brillo del aluminio. Por el contrario si se pueden utilizar pegamentos o masillas para realizar uniones o juntas entre chapas sin ningún tipo de problema.  Para las uniones se pueden utilizar remaches, tornillos u otras fijaciones mecánicas siempre que se realice el trabajo de manera a no estropear la superficie coloreada y se tenga en cuenta la posición del material y la inclinación de la luz sobre el mismo, pues podría afectar a la reflexión en las zonas remachadas o atornilladas.

Diferentes acabados de la chapa aluminio coloreada 

chapa aluminio color rojo

chapa aluminio color dorado

chapa aluminio color verde


martes, 14 de marzo de 2017

Las chapas de aluminio en el panel sándwich


  1. Introducción al ACP  de chapas de aluminio y espuma
El panel compuesto de aluminio es un tipo de panel plano que consta de dos chapas de aluminio delgadas unidas a un núcleo de material, normalmente espuma de poliuretano, u otro tipo de masilla química. El panel de aluminio composite o ACP por sus siglas en inglés se utiliza con frecuencia para el revestimiento exterior de los edificios (fachadas), en las instalaciones de aislamiento (cámaras frigoríficas) y para la señalización.

3A Composites fue la empresa que patentó el primer material composite de chapa de aluminio y espuma, el Alucobond, hace más de 40 años. Posteriormente, hace unos 20 años se introdujo el Dibond; el resto de materiales ACP que se comercializan actualmente son copias de estos 2, con pequeñas variaciones en función del fabricante y la aplicación para la que han sido diseñados.

Las chapas de aluminio se pueden recubrir con PVDF, resinas de fluoro polímero (FEVE) o pintura de poliéster. Las planchas de aluminio del panel sándwich se pueden pintar en cualquier tipo de color, de manera que el ACP se produce en una amplia gama de colores metálicos y no metálicos. También es frecuente encontrar ACP con diseños imitando otros materiales, tales como madera o mármol. En cuanto al núcleo que se encuentra entre las 2 chapas de aluminio, normalmente es polietileno de densidad baja densidad o una mezcla de polietileno de baja densidad y material mineral con propiedades anti-incendio.

  1. Aplicaciones más comunes del panel composite aluminio
El ACP se utiliza principalmente para el revestimiento arquitectónico externo o interno y para realizar particiones dentro del edificio. Entre las aplicaciones más frecuente podemos indicar falsos techos, señalización, revestimientos de máquinas o contenedores y otras aplicaciones en el sector industrial y de la construcción. El ACP es un material ligero, pues tanto las chapas de aluminio como el poliuretano tienen pesos específicos bajos pero muy resistente pues mediante la unión de las 2 chapas al núcleo se consigue aumentar el coeficiente de resistencia del material por encima de la suma de ellos por separado. Esta resistencia unida a su bajo peso lo convierten en la solución ideal para construcciones temporales o móviles, como pueden ser las casetas de feria / obra, bloques temporales de viviendas o caravanas / autocaravanas. Recientemente el ACP también ha sido adoptado como material de soporte para el montaje de fotografía artística a menudo con un acabado acrílico utilizando procesos tipo Diasec.

chapa aluminio perfilada

Las estructuras de chapas de aluminio y espuma aprovechan su bajo coste y facilidad de producción para ampliar día a día su gama de aplicaciones. Otra ventaja de este tipo de construcción es al ser un producto de fabricación industrial se reducen los tiempos de montaje y desmontaje, lo que junto a los nuevos diseños modulares y su flexibilidad permite la creación de amplios espacios en un corto espacio de tiempo y con un coste final ajustado.


  1. Marcas y fabricantes de ACP a nivel mundial
La mayoría de los clientes se refieren al compuesto de 2 chapas aluminio y núcleo de poliuretano con el nombre de Dibondo panel sándwich. Utilizan este término como nombre genérico para cualquier tipo de paneles compuestos por chapas de aluminio de 0,3 a 0,5mm de espesor que cubren un núcleo de polietileno sólido con un espesor total de 3 mm o más. Entre las diferentes marcas de ACP podemos encontrar NZACM de la empresa NZACM Limited, Dibond de 3A Composites, ALPOLIC de Mitsubishi Plastics, Reynobond de Alcoa, Fairview arquitectónico y Alucobond, también de la empresa 3A Composites.

panel sandwich aluminio 

lunes, 6 de marzo de 2017

El aluminio calorifugado y la fibra de vidrio



Hoy en dia los proyectos de aislamiento para diferentes industrias, refrigeración,
generación de energía geotérmica, biomasa, o se están desarrollando rapidamente, así como los materiales utilizados en el sitio principalmente calorifugado aluminio, fibras minerales, al igual que el montaje.

Los aislamientos térmicos de calorifugado se utilizan para cubrir los diferentes equipos de calderas, lineas de tuberias, generadores y otras piezas de las plantas que se someten a una temperatura superior a la temperatura ambiente durante el funcionamiento. Todas estas instalaciones están cubiertas de una manera para evitar disminuciones de calor, que son causadas por la segunadd ley de la termodinámica que indica que  se realiza un intercambio de calor entre los dispositivos que se encuentran a diferentes temperaturas.

Ingenieros acreditados  realizan los estudios del aislamiento intentando minimizar la pérdida de calor, de manera que dan prioridad al uso de materiales aislantes, o lo que es lo mismo, con baja conductividad térmica. La clave de todos estos cálculos sobre las pérdidas de calor ocasionados en la instalación parámetro clave es pues la conductividad de los materiales, ya que esta variable es específica  de cada material, y representa la capacidad del material para intercambiar calor. 

Como se ha mencionado en el parrafo superior, lana de vidrio junto a las fibras minerales y compuestos de aluminio o de acero  inoxidable para los casos de ambientes corrosivos son los materiales básicos para cualquier instalacion. Gracias a que las fibras minerales tales como materiales de silicato de calcio, fibra de cerámica son flexibles, permiten adaptarse al contorno exterior del equipo de la planta, para aislarla de su entorno para evitar transmisiones de calor.

La segunda capa de aislamiento  que se utiliza en la mayoría de los casos es la banda de aluminio, con una menor conductividad térmica que el aluminio estándar. Gracias a que el aluminio es un material muy dúctil, es muy bueno para cubrir cualquier parte de la instalación; equipos de generación -calderas- o de transporte -tuberias-.

aislamiento calorifugado aluminio